Los​ aportes de la analítica cultural a la investigación social

Los​ aportes de la analítica cultural a la investigación social

Los medios digitales irrumpieron y se consolidaron rápida e incesantemente en dos décadas, y paralelamente se fueron conformando diferentes abordajes sobre los nuevos medios. Los investigadores sociales han inventado diferentes lentes para observar el complejo y omnipresente entramado de medios digitales: perspectivas que analizan las relaciones entre las máquinas y las nuevas subjetividades, miradas socio­empíricas que abordan la dimensión social, económica y política de los intercambios, estudios de consumos culturales que ponen de relieve la actividad de las audiencias al usar tecnologías digitales, borrando las distancias entre consumo y producción y las miradas etnográficas, que destacan la construcción social de la tecnología.

Ninguna de estas perspectivas observa ni el carácter cuantitativo a gran escala, ni el papel protagónico del software, determinantes ambos para la producción cultural actual. Es por eso que en los últimos años, algunas perspectivas como las humanidades digitales (Hayles, 2012), la analítica cultural (Manovich, 2007) y la culturomía (Aiden y Michel, 2013) han avanzado en la construcción de abordajes teóricos y prácticos, basados en software, para el procesamiento, el análisis y la interpretación de grandes cantidades de datos culturalmente significativos, combinando elementos como el procesamiento informático de datos, nuevas formas de visualización de información y nuevas modalidades de lectura.

Abordaremos estas formas de producción de información digital a gran escala haciendo una revisión de las principales metodologías de análisis propias de estas nuevas miradas: el scraping textual, la lectura distante y multiescalar y la analítica cultural. Aplicaremos y sistematizaremos estos métodos a partir de un caso de estudio: la construcción en medios digitales de la desaparición en democracia de dos jóvenes argentinos: Luciano Arruga y Franco Casco.