Orígenes de la cátedra en el paleozoico

En octubre de 1975 tuvo lugar en la ciudad universitaria de Vaquerías, en Córdoba el Quinto Congreso Argentino de Cibernética. Eran años de plomo en la Argentina y por no sé qué duda de último momento finalmente decidimos no viajar. Casi un año más tarde convocado por quien era en ese entonces el agregado comercial de la embajada belga en la Argentina, Charles François se fundó en la Sociedad Científica Argentina, aún hoy sita en Santa Fe al 1100, en Buenos Aires, el Grupo de Estudios de Sistemas Integrados (GESI) adscripto al Instituto de Cibernética dirigido en ese momento por el Ing. Máximo Valentinuzzi.

Fue en ese marco que empezó a desarrollarse en forma sistemática en Argentina la difusión de la Teoría General de Sistemas y la profundización de los desarrollos de la cibernética -durante más de dos o tres décadas mantenidos vivos por el esfuerzo de Valentinuzzi y sus colegas de las Facultades de Ingeniería y de Ciencias Exactas de distintos lugares del país, en particular en Tucumán, Córdoba y Buenos Aires.

Algún día contaremos qué pasaron en estas casi cuatro décadas, porque esta historia es sumamente relevante para la cátedra. Pero hoy diremos tan solo que en 1982, y a raíz de nuestro regreso después de haber cursado en Estados Unidos una Maestría en Sistemas, junto a Víctor Bronstein ex-adjunto de esta cátedra, Juan Carlos Gaillard (economista), Heloísa Primavera (bióloga y socióloga y hasta hace poco adjunta a cargo de la cátedra), Manuel Ludueña (arquitecto y planificador urbano) y Susana Flores (idem anterior y además su esposa de ese entonces), constituimos el CEA, Centro de Estudios de Autonomía y Auto-organización que publicó cinco fichas de trabajo entre 1982 y 1983 que forman parte del entramado de muchas de las cosas que utilizamos en la cátedra en su período fundacinal 1996-2000.. El tiempo ya pasaba entonces, imagínense ahora. Mientras tanto tuvimos la suerte de patrocinar la primera venida de Francisco Varela (uno de los pilares teóricos de esta materia, lamentablemente fallecido en el año 2001) a la Argentina en los años 1982 y 1983; asistimos junto a Humberto Maturana a congresos internacionales, y reforzamos y profundizamos conocimientos, teorías y prácticas que ustedes investigarán y desarrollarán junto a nosotros durante el cuatrimestre.

Finalmente en abril de 1996 dictamos por primera vez este Taller de Procesamiento de Datos en el seno de la Universidad de Buenos Aires. No deja de ser curioso, sintomático o como ustedes quieran llamarlo, que no lo hayamos hecho ni en la Facultad de Biología, ni en la de Filosofía y Letras de donde ambos proveníamos con Heloísa, sino en la de Ciencias Sociales, de donde son originarios casi todos nuestros ayudantes y coayudantes.

La cátedra tuvo su bautismo de fuego en marzo de 1996. Sus primeros iniciantes fueron Gustavo Navarro, María Ortiz, Bettina Levy, Laura Losada y Marina Quiñones. En el interín reclutamos a varios alumnos (hoy ayudantes de primera como Carolina Gruffat, Iván Adaime e Guadalupe López), Clara Ciuffoli y renovamos nuestros cuadros.

A continuación encontrarán detalles de los curricula de los distintos integrantes de la cátedra. Los hemos agrupados en dos categorías: Titular, y Adjunta a cargo, por un lado y ayudantes y coayudantes por el otro.