FullSizeRenderIMG_7982IMG_7988Bienvenidos a la cursada 2015

Bienvenidos a la cursada 2015: El fantasma en la máquina

Lo ordinario es la mas extraordinario. En los casi 20 años de exstencia de esta cátedra solo en una oportunidad no habíamos dado clase durante un semestre, y eso fue en los inicios letrados de la misma. Eran épocas de mucha teorización y de apuestas por un mundo que recién emergía y que no parecía que iría a ser muy diferente del que ya conocíamos.

20 años mas tarde el mundo es muy distinto en muchos aspectos de como nos lo encontramos en los albores del nacimiento de esta cátedra. Tuvimos la afortunada suerte de convivir con transformaciones epocales en muchos territorios pero muy especialmente en el de las tecnologías del conocimiento. En este último cuarto de siglo de manos de la invención de la web industrias completas (el software empaquetado; la telefonía terrestre; la televisión por aire, fueron arrasadas, prácticas ancestrales (como el periodismo financiado por los clasificados) fueron heridas de muerte; nuevos normales como Amazon que reinventó el comercio minorista on line, o Netflix que hizo lo propio con la televisión, o Uber con el transporte urbano, emergieron.

A la par que imperios se desmoronaban o se inventaban, el análisis de estos fenómenos (especialmente en su veta comunicacional) naufragó una y otra vez carente de miradas nuevas y de herramientas potentes para analizar este presente mutante y vertiginoso. Como cátedra mcluhaniana crítica que siempre fuimos se nos antojó desde nuestros icciios acompañar estas transformaciones, sorprendernos de su potencia y desconfiar de su imperialismo tanto comunicativo como interpretativo.

Somos deudores infinitos de Marshall McLuhan porque fue él quien mas y mejor (claro que apoyado en los hombros de gigantes como Harold Innis, Lewis Mumford, Jacques Ellul y Eric Havelock) delineó el programa de lo que sería una ecología de los medios, el tamiz obligado para entender qué esta pasando, porqué, hacia dónde vamos y qué lugar le cabe a los investigadores digitales en estos menesteres.

Por eso desde que nacimos en 1996 quisimos ser portavoces de esa disciplina neonata que justo tardó estas dos décadas en convertirse en tal. En el camino sumamos propuestas y provocaciones provenientes de talentos como Neil Postman, Walter Ong, y mas recientemente incluímos a Lance Strate (presidente durante años de la Media Ecology Association), a Joshua Meyrowitz; a Robert Logan, a Paul Levinson y a Derrick de Kerckhove.

En estas dos décadas, los leímos profusamente, los conocimos y compartimos foros con varios de ellos, y nunca abandonamos la propuesta “retropogresiva” de pensar con ellos/contra ellos, pero recuperando nuestras raíces foucaultianas/deleuzianas, asi como también nuestros anclajes en la sociología critica de la ciencia, en los estudios en ciencia, tecnología y sociedad y en varios otros ismos y themata análogos.

20 años son muchos y en el medios experimentamos con enfoques, miradas, propuestas y formatos sin cesar. Contamos con profesores adjuntos y jefes de trabajos prácticos de distinta orientaciones que marcaron nuestra forma de operar en el día a día. En especial recordamos con mucho cariño a nuestra añorada Julia Buta, a la polifacética Heloísa Primavera. Hubo miembros como Iván Adaime que nos dejaron enseñanzas imborrables, y fueron decenas los ayudantes que nos acompañaron en este proceso, que hoy no termina sino que se reinventa una y otra vez.

La etapa actual de la cátedra se caracteriza por un funcionamiento inesperado. Mi ausencia física, que originalmente sería de solo un año pero que se viene prologando por múltiples razones (que incluyen la exportación de lo que hacemos en Buenos Aires a lugares como Colombia, Mexico y España), y la operacionalización de su funcionamiento en manos de Gabriela Sued y Estela Halpern, modificó muchas cosas y dejó inalterables otras,

Les agradezco muy especialmente a ellas dos, así como al resto del colectivo haber emprendido gozosa y fructíferamente esta nueva faz semi-presencial que se traduce en esta oportunidad en un programa que hemos venido acunando desde hace ya casi 8 meses, y que después de diversas formulaciones (en parte testimoniadas en el sitio de la cátedra, pero muy especialmente en el seminario de formación interna a punto de concluir), ha devenido en la propuesta que aquí les entregamos.

Como siempre se factura provino de una auténtico producción colectivo que tuvo la oportunidad con este descanso de un semestre de profundizar, macerar y sobretodo alcanzar un nivel de madurez (se hace camino al andar) imposible de lograr en otras circunstancias.

Como los varios programas diseñados desde 2009, el segundo de 2015 está a años luz de los que practicamos en los inicios de la cátedra, al profundizar en el diseño, el trabajo en la web, el uso de herramientas digitales cada vez mas sofisticadas, y sin embargo mantiene una continuidad permanente acerca de los dipolos pensar/hacer; proponer/criticar; inventar/recuperar (al mejor estilo de lascuatro leyes de la forma de McLuhan).

Viene ahora lo mas difícil que es traducir estos vectores y directrices en una práctica pedagógica innovadora, que recupere lo mejor de nuestro estilo edupunk con las tradiciones hemeneúticas y analíticas clásicas; a todo lo cual debemos sumar que esta vez jugaremos con los algoritmos (que construyen desde nuestra sociabilidad hasta nuestra subjetividad, desde las preguntas que nos animamos a formularnos hasta las respuestas que nos dignamos aceptar), con un nivel de pofundidad y rigor que nunca intentamos antes

He aquí el espíritu de esta cátedra, de todos quienes la componemos, tanto de quienes recién ingresan como de quienes ya estamos mas acerca de la salida.

Bienvenidos todos pues a esta nueva cursada y “May the Force be with us all.” justo cuando los trabajos de este próximo cuatrimestre serán contemporáneos del estreno del Episodio VII The Force Awakens, de la maravillosa saga StarWars.

Comentarios

Deja un comentario