Quantum ParallelopgraphKW_DesignMuseumdispositivosFacestateAnthonyDunne-Resonate-DigitariansIntroducción al diseño especulativo

Introducción al diseño especulativo: ficción, hackeo y social dreaming

Del pensamiento de diseño al diseño especulativo

A diferencia del pensamiento de diseño que intenta que volvamos (entre otras cosas) a la tecnología mas fácilmente consumible y sexy, el diseño especulativo busca crear no solo cosas sino sobretodo ideas. En esta variante el diseño es la vía para explorar cómo podría ser el mundo inventando futuros posibles. De lo que se trata no es de explorar futuros sin sorpresa (la continuación mecánica de lo que hay) sino de hacernos sistemáticamente preguntas del tipo “¿qué pasaría si…?” al mejor estilo de la historia virtual tan bien ejercitada por Niall Ferguson .

Si logramos desanclar -difícilmente- al diseño de la venta de productos, ¿puede servir como catalizador para conectar, debatir y especular acerca de los futuros imprevistos o deseados? Y lo que es mucho mas importante aun ¿puede refinar nuestra ontología consumidora, desanclándonos de la impulsividad, el derroche o la catarsis, convirtiéndonos en hiperconsumidores inteligentes algo que venimos pregonando desde hace años pero que nos cuesta convertir en tendencia?

La metodología de Dunne y Raby (contagiada a sus no-alumnos y muy en el espíritu de los labs de Arte/Ciencia, a mitad de camino entre la mercadotecnia a ultranza y de la experiencia estética pura y gratuita; consiste en crear objetos, fotos, textos e insertarlos en escenarios equidistantes del realismo del mercado y de las fantasías estéticas. En el espíritu del diseño participativo pero yendo mas allá, sus narrativas permanecen abiertas, bordando un wireframe conceptual que exige la complicidad del público para convertirse en un producto acabado.

El diseño se dice de muchos modos

Poco preparados/dispuestos a dejar nuestro cómodo puesto de espectadores/consumidores, aun no estamos muy duchos en este rol de co-diseñadores (sea de una clase, un trabajo y mucho menos del esparcimiento o de la creación pura y llana). Curiosamente la convergencia de las funciones de los fans, los artesanos, los hackers, los impresores 3D e incluso de la pornografía casera, alientan expectativas de que el eje de la producción vaya mutando en dirección de un diseño especulativo cada vez mas amplio y diversificado.

¿Porqué llamar a estas intervenciones/propuestas diseños especulativo? ¿En vez de subsumirlas en la categoría de diseño crítico? ¿O acaso no fueron los propios Dunne & Raby quienes acuñaron este neologismo contraponiéndolo al diseño afirmativo o de status quo) en obras como Hertzian Tales: electronic products, aesthetic experience and critical design (1999) o Design Noir: The Secret Life of Electronic Objects (2001).

¿Cómo no sintonizar muchas de las propuestas de Dunne & Raby con las producciones del diseño radical italiano de los años 1960 entre los que se cuentan “Superarchitettura” (Pop-Art + Arquitectura de masas) (1966), o Studio Dada, continuado por las revistas “Casabella”, “Modo” y “Domus” entre 1980 y 1985, hasta culminar con “L’interno oltre la forma dell’utile” en la triennale di milano de1980 para llegar a las propuestas actuales del Grupo de comunicación visual de la Fabrica de Benetton.

También podríamos cuestionar que no se trata sino de un homónimo del diseño de ficción, ¿ porque no llamar a sus propuestas directamente arte? Pero el recorrido detallado del manifiesto de Dunne y Raby Speculative Everything Design, Fiction, and Social Dreaming al colindar con prácticas y propuestas provenientes de la arquitectura, el manga, el cine, la literatura, la ciencia, la ética y la politica, etc. lo vuelve sumamente rico y llamativo.

Antecedentes, contexto y casuística

Dos elementos que sobresalen en su propuesta son los antecedentes, documentados con una riqueza insólita y la casuística, revelada en la cantidad interminable de ejemplos que tapizan su libro y nos abren ventas de exploración sin fin. Dado el peso que los antecedentes arquitectónicos tienen en la búsqueda de un mundo distinto vienen mas que bien sus referencias a obras como Neil Spiller Visionary Architecture: Blueprints of the Modern Imagination; Felicity D. Scott Architecture or Techno-utopia: Politics after Modernism; Feireiss & Klanten (Ed) Beyond Architecture: Imaginative Buildings and Fictional Cities o Geoff Manaugh The BLDGBLOG Book .

Inspirados por la monumental exhibición de 2008 en el Victorian and Albert Museum dedicada a la guerra fria, Dunne y Raby se propusieron renovar al diseño alejándose lo mas posible del pasatismo y la resignación, sabiendo que su tarea se encontraría con enormes dificultades, porque a 50 años vista de la exhuberante década de 1960/1970 el hiperconsumo y la hiperproducción dificultan que imaginemos futuros con sorpresa.

Las propuestas ecológicas de diseño social de Victor Papanek de los años 70, de pronto resultaron demodées, o risibles. La caída del muro de Berlin unificó la economía mundial y volvió inviables propuestas de diseño de órdenes sociales políticos, económicos -pero sobretodo- estéticos alternativos.

Paralelamente hemos devenido una sociedad fragmentada y deslocalizada. El paradigma líquido de Bauman lo permea todo. Se acusa a la red de descentralizar y de teleasociar. Por suerte la desintermediación llevó a la descentralización de la utopia, que ya no se ve mas como un monstruo top-down que pisa fuerte (y de paso causa millones de víctimas en nombre de un futuro mwjor que nunca llegará), sino que se vuelve rizomática en un millón de minituopias desperdigadas.

No olvidemos además, de que en los años 60/70 se diseñaba para un mundo de 3500 millones de habitantes y que hoy somos el doble y seguimos creciendo. Si no reducimos el consumo estamos condenados. Paradójicamente quien mas está haciendo por repensar el diseño en dirección del diseño especulativo ha sido la crisis financiera de 2008. Mientras que los jóvenes estaban mas cerca de la esperanza que de los sueños, hay cierra reverberación social y política últimamente que abre nuevas expectativas, y nos lleva a abogar por un pluralismo en el diseño, no tanto en términos de estilos (como de costumbre), sino de ideologías y de valores.

Para ello conviene elaborar un mapa de la irrealidad siguiendo estrechamente los lineamientos esbozados por Dunne & Raby.

El diseño se dice de muchos modos

Una vez que los diseñadores abandonan el terreno seguro de la producción industrial y del mercado entran en el mundo de la irrealidad. lo ficcional o… el diseño especulativo y/o el diseño de ideas. No se trata de un territorio inédito e inexplorado. Al contrario una catarata de denominaciones ha balizado ese terreno durante décadas (aunque finalmente hayan perdido la partida, hasta ahora, frente al diseño realmente existente, hipervalorizado y devenido una mercancía de valor incalculable).

Porque en épocas no muy lejanas también se hablaba de diseño especulativo (un excelente referencia es la obra de James Auger Why Robot? Speculative design the domestication of technology & the considered future (2008-2012), así como de diseño crítico (la obra previa de Anthony Dunne Hertzian Tales Electronic Products, Aesthetic Experience, and Critical Design aportó al tema), de ficciones de diseño -flor de neologismo- aquí el baluarte es Near Future Laboratory, y muy especialmente la obra de Julian Bleecker Design Fiction: A Short Essay on Design, Science, Fact & Fiction avanza en esta dirección.

También habíamos oído hablar de diseños de futuros, de antidiseño, de diseño radical o de diseño interrogativo; de diseño para el debate o adversarial (ver Carlo di Saldo Adversarial design; de diseño discursivo (Bruce Tharp No not furniture furniture, trans, consumer electronics & toys) y de futurescaping (Anab Jain Design Futurescaping) entre tantas otras denominaciones.

Invitando al diseño de mundos paralelos

Al ponernos del otro lado del mercado se abren nuevas posibilidades para el propio diseño, nuevas alternativas estéticas para la tecnología, pero sobretodo se abre un hiato respecto del diseño social, humanitario e incluso del design thinking que está demasiado atado a la realidad preexistente.

El diseño especulativo apunta a diseñar para un mundo que podría ser, su horizonte es lo irreal, pero partiendo no de ideas utópicas sino de dispositivos tangibles básicamente provocativos. Aquí entran a tallar diseñadores de experiencias como Patrick Stevenson Keating, con obras como Quantum Parallelograph. Su objetivo era utilizar información flotando en la web para generar vidas paralelas de los usuarios. Y aunque se trataba de un “prop“, era lo suficientemente creíble y estaba diseñado según los estándares industriales como para pedir que se lo use, y al mismo tiempo que los usuarios desestabilizaran sus creencias.

Obras semejantes son las de Marti Guixe MTKS-3/ The metaterritorial kitchen system/3 que proponía modelos de componentes para una cocina open source, siendo los objetos finales abstractos, formas geométricas que se felicitan de ser “props” y no buscan realizarse sino mantenerse en el plano de las ideas. El diseño conceptual no solo esta hecho de ideas sino de ideales. Como bien dice la filósofa Susan Neiman no se trata de que (hegelianamente) los ideales se ajusten a la realidad sino a la inversa.

La filosofia del como si

Anthony Dunne y Fionna Raby tienen una capacidad llamativa de bailar con las ideas y los objetos, los filósofos mas llamativos y los proyectos mas curiosos. Por eso no sorprende que en su caja de herramientas incluyan a personajes como Hans Vainhinger, quien en su llamativa The philosophy as if. A System of the Theoretical, Practical and Religious Fictions of Mankind. escribiera: “Lo ideal es un constructo contradictorio consigo mismo y con la realidad, pero de un poder irresistible. Lo ideal es una ficción práctica”.

Desde Marcel Duchamp hasta llegar a Sol LeWitt y Adrian Piper se han sucedido generaciones que han tratado de definir ¿qué es el arte conceptual? buscando separar al concepto como elemento genérico, de las ideas que se leen como implementación de los conceptos. El diseño conceptual también tiene prosapia y ha destacado en estudios de diseño como Abake, Metahaven, y Daniel Eatcock.

Facestate, fue Uuo de los proyectos claves de Metahaven, y utilizó al pensamiento estratégico generalmente usado para la creación de identidad corporativa para criticar las implicancias políticas que ocurren cuando se borrar los límites entre consumo y ciudadanía, sobretodo cuando el software social es utilizado por los gobiernos en nombre de la transparencia y la interacción: “Estamos interesados en la forma en que Facebook y el gobierno, los empleadores y Facebook, Facebook y los amigos, Facebook y los enemigos constituyen agenciamientos de poder, y la forma en que esta constelación podría influir en la política, la moneda y el contrato social.”

La moda al servicio de la pacificacion de las costumbres

La mercantiizacion de la protesta social ha afectado también a la moda. Mientras que en los años 60 personajes como Andre Courreges, Pierre Cardin y Pacco Rabanne exploraban nuevas formas, procesos productivos y materiales, y en los años 1980 Katharine Hammett irritaba con sus remeras contestatarias, las pasarelas hoy han sido totalmente domesticadas.

Con la excepción de Hussein Chayalan (ver video mas arriba) donde sus ropas vestibles juegan con las ideas de materialidad y sastrería, convenciones sociales y expectativas y estética, rompiendo con las expectativas y trastornando un territorio tan colonizado como es la moda modelo siglo XXI, el resto es silencio.

AV Festival 08: Ryota Kuwakubo: Prepared Radios from AV Festival on Vimeo.

Muebles

El diseño especulativo abreva y emerge en cuanta área se nos ocurra. Sucede en el territorio de los muebles donde las sillas han sido siempre un vehículo privilegiado para testear filosofías del diseño. El grupo Droog (inventariado como uno de los 15 destacados en Design Transitions) aportó mucho sobre el tema en los años 90, siguiendo planteos anteriores de Bruno Munari, Ettore Sottsass, Studio de Pas D’Urbino, Archizoom, Alessandro Mendini, y Memphis antes del colapso comercial de los 80.

Como bien nos recuerda David Gauntlett en su prometedor libro Making is connecting, William Morris (ver News from Nowhere; Or, An Epoch of Rest) anticipó muchos de los elementos de diseño crítico que hoy aspiramos a reinventar, al crear objetos que encarnaban ideales y valores en contraposición a los de su tiempo.

Aunque la mayoría de los fabricantes de muebles se han rendido al mercado hay por suerte excepciones como Jurgen Bey o Marti Guixe que usan el diseño conceptual para adentrarse en los vericuetos sociales y políticos complejos con dispositivos como Slow Car (2007), una oficina motorizada que cuestiona el tiempo que perdemos en los embotellamientos, piquetes y demás intromisiones al libre desplazamiento.

Otra instalación de Guixe como es The Solar Kitchen Restaurant for Lapin Kulta (2011) explora el uso de la cocina solar y supedita el servicio a la disponibilidad climática cambiando en forma aguda las expectativas de los clientes de restaurantes va en la misma dirección.

También las galerías de arte han sido sensibles a estas propuesta de diseño conceptual. Fue el caso de la Galeria Kreo en París donde Konstantin Grcic desarrolló las mesas Champions, que importan la estética y la gráfica del mundo de las carreras, o de Algue (2004), producidas por los Bouroullec Brothers que usaron elementos encastrables de plástico como divisorias de ambientes y que después fueron fabricados por Vitra.

Automóviles

La celebración del Citroen DS a manos de las Mitologías de Roland Barthes, o el prototipo Dymaxion (1930) de Buckminster Fuller, que promovió nuevas formas de pensar la aerodinámica y la seguridad, figuran como antecedentes de los coches conceptuales célebres mas recientes.

Esa tendencia fue actualizada recientemente por Marc Newsoncon el 021C (1999) para Ford o el GINA (2008) de Chris Bangle para BWV

Pero ninguno de estos experimentos se inmiscuían con las implicaciones sociales y culturales de los sistemas de transporte, focalizándose preferentemente en el objeto automóvil. Uno de los pocos contraejemplos en ese sentido fue el Evo Mobil (2010) de Ora-ito devenido un sistema de movilidad personal que rompe con todas las expectativas acerca de lo que es un automóvil, hasta hoy.

Arquitectura

En este terreno tenemos muchos ejemplos de diseños conceptuales que van mucho mas alla de la dialéctica forma/función. Es el caso de Peter Einsenman y su House VI (1975).

Tan incómoda como la casa VI fue para habitarla, Eisenman fue capaz de recordarle constantemente a los usuarios acerca de la arquitectura que nos rodea y de cómo afecta nuestras vidas. Tuvo éxito en la construcción de una estructura que funcionaba tanto como una casa y una obra de arte, pero cambiando la prioridad de ambos para que la función siguiera al arte. Construyó una casa donde los habitantes se vieron obligados a vivir dentro de una obra de arte, una escultura, y de acuerdo a los clientes que disfrutaron de habitar la obra de arte y poesía de Eisenman, la casa fue sumamente exitosa.

Este es un ejemplo particularmente interesante de diseño especulativo porque salió del papel o del prototipo y se convirtió en un espacio habitable en donde los dueños de la casa vivían no tanto dentro de un edificio sino dentro de una idea.

Diseño Industrial

Son muy pocos los ejemplos de anti-objetos que han trascendido la etapa del borrador y se han convertido en productos de consumo. Entre ellos figuran estas fascinantes experiencias: Naoto Fukasawa y su línea +/-0; El Otamatone de Maywa Denkiy las Light Plumen bulbs de Hulger.

En este área es muy difícil imaginar objetos o situaciones que inventen futuros en vez de quedarse simplemente en imaginativas formas que finalmente se venden en los negocios especializados.

Por suerte el device art o nuevos formatos, instalaciones y experiencias como las que son reseñadas por Cony Freyer et al en Digital by Design: Crafting Technology for Products and Environments alientan expectativas positivas acerca de innovaciones en este género.

Así ejemplos como las Prepared Radios de Ryota Kuwakubo receptores de radios hechas a manos que filtran las vocales y solo transmiten las consonantes van en este sentido.

La industria en general no se anima a ir mas alla de lo evidente salvo en casos excepcionales como hizo Philips design probes con su Microbial home, un ecosistema doméstico que cuestiona las soluciones de diseño habituales para los problemas de la energía, la limpieza, la preservación de la comida, la luz y los desechos, convirtiendo a cada salida de uno de estos elementos en la entrada de otro circuito y diseñando al hogar como una máquina biológica.

También hay otras excepciones como el avión Kelvin 40 Concept Jet (2003) de Marc Newson o el coche Antílope de Marcel Wenders diseñado para Bisazza, donde se rompen las escalas y se las ridiculiza extrapolando las funciones de los objetos consagrados.

Ferias, Bienales y algo mas

Mas contundentemente en los últimos años ha habido algunos eventos que han convocado a diseñadores y profesionales a inventar el futuro fuera de los corsets industriales y comerciales. Fue el caso de la Saint Etienne International Design Biennale (2010) donde se revisó a fondo el futuro del teletransporte no convencional en 9 exhibiciones.

Otro tanto sucedió con la exhibición New Energy in Design and Art en el Museo Boijmans Van Beuningen en Rotterdam donde ocurrió otro tanto para el tema energía.

En Design and the elastic mind (2008) celebrada en el MOMA se investigó con una profusión increíble de detalles la articulación entre arte y ciencia y entre materialidad y opciones abriendo caminos insólitos para inventar el futuro.

Aunque la variedad de estas propuestas es llamativa, se trata de rara avis, los diseñadores pocas veces se aventuran fuera del campo de la producción de objetos consumibles, los gobiernos no alientan la especulación carcomidos por su presente irresoluble, y las universidades que deberían investigar y promover estos formatos y vuelos de la imaginación, hacen mutis por el foro.

Con lo contento que nos pone haber descubierto estas vetas, debemos analizar en mucho mas detalle las condiciones materiales que las convierten en cisnes negros, y todos los problemas asociados a una apertura del futuro. cuando lo que prima es el hoy, cuando no el ayer (vintage, retro, etc).

Referencias

Auger, James Why Robot? Speculative design the domestication of technology & the considered future (2012).

Barthes, Roland Mitologías. México, Siglo XXI, 2009.

Bleecker, Julian Design Fiction: A Short Essay on Design, Science, Fact & Fiction.

di Salvo, Carl Adversarial design. The MIT Press, 2012.

Dunne, Anthony Design Noir: The Secret Life of Electronic Objects The MIT Press,(2001).

Dunne, Anthony Hertzian Tales: electronic products, aesthetic experience and critical design. The MIT Press, (2008)

Dunne, Anthony y Raby, Fiona Speculative Everything Design, Fiction, and Social Dreaming. The Placebo Effect The MIT Press (2013).

Gauntlett, David Making is connecting. The social meaning of creativity, from DIY and knitting to YouTube and Web 2.0. Polity, 2011.

Feireiss, L & Klanten, Robert (Eds) Beyond Architecture: Imaginative Buildings and Fictional Cities. Gestalten Verlag, 2009.

Ferguson, Niall Virtual History. What could have been? historia virtual. Fall River Press, 2009.

Morris, William (ver News from Nowhere; Or, An Epoch of Rest. Boston: Roberts Brothers, 1892.

Scott, Felicity D Architecture or Techno-utopia: Politics after Modernism. The MIT Press, 2010.

Spiller, Neil Visionary Architecture: Blueprints of the Modern Imagination. Thames & Hudson, 2008.

Vainhinger, Hans The philosophy as if. A System of the Theoretical, Practical and Religious Fictions of Mankind..

Yee, Joyce ; Jefferies, Emma; Tan, Lauren Design Transitions: Inspiring Stories. Global Viewpoints. How Design is Changing. BIS Publishers, 2013.

Comentarios

  1. Introducción al diseño especulati...

    […] Del pensamiento de diseño al diseño especulativo A diferencia del pensamiento de diseño que intenta que volvamos (entre otras cosas) a la tecnología mas fácilmente consumible y sexy, el diseño especulativo busca crear no solo cosas sino sobretodo…  […]

  2. Introducción al diseño especulati...

    […] Del pensamiento de diseño al diseño especulativo A diferencia del pensamiento de diseño que intenta que volvamos (entre otras cosas) a la tecnología mas fácilmente consumible y sexy, el diseño especulativo busca crear no solo cosas sino sobretodo ideas. En…  […]

  3. InterLink Headline News 2.0 — Interlink Headline News Nº 7088 del Martes 1ro de Junio de 2014

    […] Gran parte de la charla de mañana está contenida en este post Introducción al diseño especulativo: ficción, hackeo y social dreaming […]

  4. InterLink Headline News 2.0 — Interlink Headline News Nº 7107 del Domigo 20 de Julio de 2014

    […] nuestra primera incursión en estos temas (Introducción al diseño especulativo: ficción, hackeo y social dreaming) quedaron en calor los riesgos que supone la estetización de la vida cotidiana; la peligrosa […]

  5. El diseño especulativo a mitad de camino entre la crítica textual y el shock (distante) del arte | Cátedra Datos

    […] nuestra primera incursión en estos temas (Introducción al diseño especulativo: ficción, hackeo y social dreaming) quedaron en claro los riesgos que supone la estetización de la vida cotidiana; la peligrosa […]

  6. InterLink Headline News 2.0 — Interlink Headline News Nº 7120 del Sábado 2 de Agosto de 2014

    […] este movimiento con nuestro post Introducción al diseño especulativo: ficción, hackeo y social dreaming; y lo continuamos con un segundo: El diseño especulativo a mitad de camino entre la crítica […]

  7. Ficciones funcionales, ética especulativa y las muchas “otras” historias (Parte 3) | Cátedra Datos

    […] esta movida en nuestro post Introducción al diseño especulativo: ficción, hackeo y social dreaming; y lo continuamos con un segundo: El diseño especulativo a mitad de camino entre la crítica […]

  8. ¿Qué son las humanidades Digitales? | ISFD José Manuel Estrada

    […] Las humanidades digitales expanden el campo de lo cultural significativo. Actualmente, lo cultural significativo está codificado, cosificado por lo que dice la academia, por lo que dicen los expertos, por lo que dicen los museos, por lo que dicen los negocios y, de repente, lo digital es decir que hay cosas mucho más allá de lo canónico. Hay más de 200 libros, hay decenas de miles más. Lo que hacen las humanidades digitales es construir nuevos objetos. Cuando en general estos nuevos objetos se instancian, se aprecian, toman forma en la web, ni siquiera son libros, no son música, son otro tipo de entidad. Una entidad nueva en un nuevo espacio de representación. Cuando Lev Manovich te habla de Selfiecityy te hace todo un trabajo sobre cómo se ven las selfies en las ciudades, es algo que no puede hacerse en el mundo analógico y no tienes forma ni siquiera de conceptualizarlo. Y bueno, las humanidades digitales lo que están haciendo es ser una especie de Colón, están avanzando sobre su nuevo espacio, están colonizando. Están generando un montón de nuevas superficies de inscripción, pero también de nuevas ecologías. Las humanidades digitales son como un gran motor de diseño especulativo. […]

  9. Imaginar el futuro de la biblioteca desde lo inimaginable

    […] Pero, ¿qué es patafísica y diseño especulativo? La patafísica es la ciencia de las soluciones imaginarias propuesta a finales del siglo pasado por el artista francés Alfred Harry. Según @Brigittelgb, [la patafísica] es una profunda reflexión sobre libertad de pensamiento y los riesgos que tenemos que asumir para realmente cambiar algo y ser creativos. Por otra parte, para Alejandro Piscitelli el diseño especulativo “apunta a diseñar para un mundo que podría ser, su horizonte es lo irreal, pero partiendo no de ideas utópicas sino de dispositivos tangibles básicamente provocativos.” (http://catedradatos.com.ar/) […]

  10. Programa 2015 | Cátedra Datos

    […] Piscitelli, Alejandro  “Introducción al diseño especulativo” URL original http://catedradatos.com.ar/2014/06/introduccion-al-diseno-especulativo/ Junio 2014 y  “El diseño especulativo, a mitad de camino entre la crítica textual y el shock […]

  11. Cieno electrónico (II) | LuKasnet Blog

    […] esta línea se encuentra el llamado Diseño especulativo o diseño de ideas sobre el diseño. hemos devenido una sociedad fragmentada y deslocalizada. […]

  12. 9. TEORÍA: Diseño Especulativo | Grupo de Investigación Artefacto

    […] A continuación presentamos algunos ejemplos de Diseño Especulativo, y en una próxima entrada se presentará el proyecto de Diseño Especulativo que el grupo de investigación Artefacto se encuentra desarrollando en la actualidad. Se puede consultar mayor información sobre Diseño Especulativo en el blog de Alejandro Piscitelli. […]

  13. De la imaginación a la acción: lo macro, lo micro, el caos y el (des)orden (post-520) |

    […] En las artes sí, en la transformación política no. Por ejemplo, a mí me encanta el diseño especulativo porque su naturaleza crítica abre a nuevas posibilidades. Permite cuestionarse premisas dominantes […]

Deja un comentario